Translate

lunes, 28 de abril de 2014

WISHBONE ASH      "Blue Horizon"      2014

Algún día los libros de historia tendrán que reconocer la inestimable labor de Andy Powell al frente de Wishbone Ash durante casi cinco décadas. Digo yo !. Porque lo de este hombre es tesón y constancia y lo demás tonterías. 24 álbumes en estudio le avalan y dejan en mera anécdota la otra formación con el mismo nombre que opera con Martin Turner a los mandos.
Cuestiones legales al margen, la verdadera esencia de Wishbone Ash está en Powell, y para que no quepa la menor duda se desmarca con este pedazo de álbum retomando el sonido y la marca registrada del grupo en sus inicios. "Blue Horizon" es justamente lo que esperaríamos de ellos, un catálogo de todas sus virtudes que les hicieron despuntar en los setenta como una de las bandas más talentosas y creativas del panorama rockero (¿verdad Asfalto?).
Es una vuelta a los tiempos de "Argus" en toda la regla. Y es intencionada, ya que sus últimas grabaciones, siempre dotadas de una calidad notable, no llevaban esa onda.
Powell ha conseguido además una formación bastante estable que dura ya siete años y que incluye al guitarrista finlandés Muddy Manninen, encargado de doblar las características "twin guitars", el bajista Bob Steak y el joven batería Joseph Crabtree, último es subirse a la nave.
Todas las ramas que Wishbone Ash desplegaban están aquí presentes, la blues ("Mary Jane", "Deep Blues"), pop ("Way Down South" que sin emabrgo contiene uno de los mejores solos del disco), la folkie ("All There Is To Say"), la jazz-fusion y por supuesto la progresiva, que puede perfectamente englobar a todas ella. "Take It Back", "Strange How Things Come Back Around" y sobre todos las geniales "Blue Horizon" y "Big One" que merecen estar entre lo mejor de su ámplio catálogo. Muy muy bueno. Gracias, Andy!.






BEN POOLE        "Let´s Go Upstairs"           2014

Otro nuevo talento del blues llegado de las islas. Ganador de varios "British Blues Awards" con tan solo 26 años y un EP más este álbum debut, ha sido piropeado por ilustres como Jeff Beck, Gary Moore (RIP) o John Mayall. Asiduo de los más prestigiosos festivales europeos, Gastonbury entre ellos, ha girado recientemente por nuestro pais y seguro se ha ganado un buen puñado de fans.
Para su primer larga duración, producido por el laureado Isaac Nossel, Poole ha huído del esterotipo de guitar-hero, decantándose por la composición de canciones fácilmente asimilables en la onda de un Jonny Lang, "moody blues-rock". Incluye alguna versión. como el "Mr. Pitiful" de Otis Redding o el "I´m Gonna Tear Your Playhouse Down" de Anne Pebbles. Algunos de sus cortes recuerdan al Clapton más mainstream, caso de "Love Nobody No More" o "Over It Now".
Destacan los cuidados arreglos y la incursión de sección de viento, percusiones o violoncelo, enriqueciendo el conjunto. Asimismo, el Hammond y el Wurlitzer colorean las composiciones. Sorprende que Dani Wylde colabore solo en coros y no aporte sus mágicos dedos a las seis cuerdas.
Ben se desemvuelve perfectamente a la voz solista y sabe imprimir ese sentimiento y dramatismo que los temas requieren, caso del gran blues "After All This Time". El cierre con el gospel "Let The Rain Come Down" es el broche perfecto para un estupendo álbum apto para todos los públicos... con un mínimo de gusto musical.





BIGELF     "Into The Maelstrom"   2014

Tras un aprofunda crisis que estuvo a punto de llevarse por delante la banda, Damon Fox retoma Bigelf con cambio de guitarrista y la aportación de Mike Portnoy a las baterías. De hecho, fue el ex-Drem Theater quien convenció a Fox de seguir adelante con la banda.
 Seis años después de "Cheat The Gallows", "Into The Maelstrom" supone el sexto trabajo de esta banda californiana de largo recorrido ya. Su particular mezcla de sicodelia, progresivo y hard setentero está aquí de nuevo. Su música es de larga digestión, de pasarla varias veces hasta que le cojes el tranquillo. Eso pese a que tienen también un ingrediente pop, a lo E.L.O., Queen o incluso The Beatles, pero siempre en un contexto de temas oscuros y complejos.
Su vertiente progresiva navega por paisajes crimsonianos mientras la hard-rockera mira a Rush, Sabbath o el Alice Cooper más oscuro. Una rica amalgama de sonidos de los cuales no destaca una linea sobre otra, ni siquiera la batería de Portnoy, aunque evidentemente su trabajo es otra vez descomunal. Es un álbum para degustar entero, del tirón, ya que tampoco despunta ningún tema sobre los demás. La producción, acorde con la temática, densa y muy setentera.





DJAM KARET        "Regenerator 3017"   2014

El torrente creativo de esta banda parece inagotable. 30 años en el candelero, 17 álbumes oficiales (más innumerables productos diversos, cassettes, directos, etc,) y menos de un año después de su última entrega, están de vuelta con otro sublime trabajo. Para la celebración de tan redonda efeméride recobran al bajista original, Henry Osbourne, aunque parece que solo de forma temporal.
Djam Karet comenzaron su andadura como una jam-band, dando conciertos totalmente improvisados. Pronto se hicieron un hueco entre las bandas underground americanas que seguían el camino marcado por gigantes de la sicodelia, progresivo, jazz-fusion o sinfonismo como Pink Floyd o Tangerine Dream. Son habituales de los festivales prog estadounidenses y rara vez cruzan el charco. Afirman no querer sonar como en los setenta, aunque tocan con instrumentos de entonces, pero admiten estár influenciados por aquella mágica década
Coquetearon con la electrónica, pero en este nuevo lanzamiento vienen más melódicos que nunca. De hecho, las partes más melódicas recuerdan a la Barclay James Harvest o Moody Blues, sin voz, porque Djam Karet, para quien no lo sepa, son una banda instrumental. En cualquier caso siempre sinónimo de calidad y musicalidad. A veces más jazz-fusion, otras más space-rock y siempre muy sinfónicos a lo Camel o Genesis. Un embriagador trabajo al que deberías echar un vistazo.





FRANCIS DUNNERY         "Frankenstein Monster"       2014

Lo último que sabíamos de él fue su cameo en el "Genesis Revisited" de Steve Hackett del año pasado. Ahora vuelve con su nuevo álbum en solitario aunque basado en su mayoría en temas de la banda de su hermano Baz, Necromandus, de los setenta. Y a eso suena el disco, a rock setentero onda Free o Trapeze, con el ingrediente que solo este genio en la sombra sabe añadir.
Un disco guitarrero, con muy pocos teclados, donde podemos apreciar y saborear su excelente técnica. Temas que cambian de dirección sorprendentemente y sin avisar. Otros parecen puzzles que hasta que no se juntan no sabes a donde van. El comienzo es engañoso, pues el tema título parece una reencarnación de It Bites, un magistal tema que engrandecería el repertorio de la fantástica banda progresiva. Pero luego todo cambia, las guitarras se apoderan de las canciones (y la estupenda batería de Tony Beard, por cierto) y el ambiente se carga de improvisación y libertad creativa. En ocasiones se acerca al hard-rock de Purple y otras al jazz-rock, incluso algún recuerdo a Soft Machine. La balada final es increiblemente bella y nos vuelve a recordar a It Bites, cerrando el círculo.
Es el séptimo álbum en solitario de este artista de culto que dejó su banda cuando acariciaban la cima. Se mudó a America, tocó con Robert Plant, Santana y otros, hizo carrera como productor, fue candidato a entrar en Genesis, y también pasó por momentos duros y oscuros por su adicción a las drogas y el alcohol. Problemas que parecen resueltos y de lo que nos alegramos porque este tipo es de los que merecen la pena.
No tengo nada en contra de la actual formación de It Bites, pero una reunión con Dunnery sería maravillosa.






GAZPACHO        "Demon"    2014

Esta banda noruega emergió como una especie de clon de Marillion, incluso su nombre es el de uno de más célebres temas de la banda inglesa. Y de hecho aun siguen las evidentes comparaciones con los Marillion de Steve Hogarth, sobre todo en el timbre y los fraseos de su cantante. Pero en Gazpacho hay algo más. En su octavo disco se puede decir que han forjado definitivamente su propio estilo. Este contiene altas dosis de melancolía, sutiles arreglos, elegancia, sofisticación, intimismo, atmosférico..... art-rock, en una palabra.
"Demon" es su disco más arriesgado, más experimental. Pero se atreven. Coceptual ahondando en los oscuros rincones de la mente humana, auto-reflexivo, recuerda los trabajos más vanguardistas de Peter Gabriel, por ejemplo. No reparan en añadir instrumentación atípica, con elementos étnicos. Así, los violines aportan dramatismo, mientras un acordeón evoca desde el tango a la tarantella italiana o a los gitanos centro-europeos.
Un disco muy rico en matices, para disfrutar con poca luz y dejarse llevar por la temática y la ambientación. Complicado de llevar al directo, pero excelente de es cuchar en tu hi-fi.






JEFF GREEN PROJECT       "Elder Creek"        2014

Compositor, guitarrista y multiinstrumentista, este americano afincado en Irlanda nos presenta su segundo álbum. Activo desde mediados de los ochenta con bandas como North Point Park, No Idea, Illegal Eagles o Terrapin Station, su carrera en solitario se inclina por el rock progresivo más estandar, bebiendo de las fuentes de las bandas ochenteras y noventeras como Pendragon, IQ , Jadis o Pallas (de hecho, el teclista Mike Stobbie y el vocalista de estos, Alan Reed, colaboran en el disco). Rodeado de músicos de sesión con ámplios currículos, el disco consta de siete temas, seis de mediada duración y una larga suite muy al uso, de 20 minutos, que cierra el trabajo en una onda bastante Yes.
La obra transcurre por los caminos habituales del género, con toneladas de mellotrón y teclados diversos, una base rítmica cumplidora, vocales muy melódicas (donde también encontramos a Sean Filkins, de Big Big Train) y guitarras muy variadas y generosas que pueden ir desde lo más sutil y delicado a la fiereza hard-rockera, redondeadas con excelentes solos.
Muy convencional, si quieres, pero muy bueno.

video




JOE LOUIS WALKER          "Hornet´s Nest"    2014

Este veterano bluesman acumula 50 años de carrera y cerca de 20 álbumes en solitario aparte de innumerables colaboraciones, tanto en estudio como en directo, con mitos del género como Albert King, Willie Dixon, John Lee Hooker, Muddy Waters o Jimi Hendrix. El pasado año fue reconocido con la entrada en el Blues Hall Of Fame. Muy activo en directo, sigue innovando dentro del campo del blues y las músicas tradicionales afro-americanas. "Hornet´s Nest" es un abanico abierto donde caben todos los sub-géneros que te puedas imaginar. Editado en le mítico sello Alligator y producido por el gurú del blues Tom Hambridge, que además co-escribe junto a Richard Fleming y el propio Walker nueve de los doce temas incluidos, aparte de hacerse cargo de las baterías. Repite formación con respecto a su anterior trabajo, incluyendo los mágicos dedos de Reese Wynans, (ex-Double Trouble) al piano y órgano B3, el bajo de Tommy McDonald y la segunda guitarra de Rob McNelley.
Tenemos temas rockeros como "Not In Kansas Anywhere" o el que da nombre al disco. También "Ramblin´ Soul" es un blues-rock que fácilmente puedo imaginármelo interpretado por la primera encarnación de Whitesnake. "Ride On Baby" sin embargo, se acerca al pop-soul, mientras en el plano más estrictamente blues tenemos "As The Sun Goes Down" o el slow-blues "I´m Gonna Walk Outside", ambos con brillantes guitarras, lo mismo que los punteos de "Love Enough". "All I Want To Do" es un rythm&blues con vientos y el cierre, "Keep The Faith", es un soul-gospel increible. Incluye tres versiones muy bien escogidas, el "Ride On Baby" de los Stones de 1967, el rockabilly "Don´t Let Go" de Jesse Stone y la funkie "Soul City" de Kid Andersen. Como veis, para todos los gustos. Fantástico.







MAGNUM      "Escape From The Shadow Garden"    2014

Este grupo no necesita presentación. Quizá queden lejos sus años de mayor gloria, los ochenta, donde facturaron verdaderas obras de referencia dentro del hard-rock melódico y sinfónico. Con "Chase The Dragon" y "On Storyteller´s Night" cimentaron su estilo, sembraron, y con "Vigilante" y "Wings Of Heaven", recogieron. No sería justo olvidar "Goodnight L.A.", un controvertido paso al frente intentando hincar el diente al siempre esquivo mercado americano, pero lleno de grandes temas.
De unos años a esta parte, Magnum se han asentado como muna banda con su marchamo de calidad intacto y un ADN muy reconocible. Editan trabajos regularmente y nunca fallan, todos están a la altura de aquellos clásicos y solo la época y el momento en que son editados les priva de ventas millonarias. "Escape....." es su decimonoveno álbum y supone un peldaño más en su dilatada carrera.
Púlcramente producido, exquisitamente arreglado y apasionadamente interpretado. Todo está bien, nada sobra ni nada falta, su estilo inconfundible y característico navega desde el minuto 1 hasta el 62. Y no suena repetitivo ni a refrito,  es otro lote de brillantes composiciones que basculan entre el hard y el sinfónico con su flema británica clásica. Ni a Clarkin se le agotan las ideas ni a Catley se le apaga la voz. Perfecto para escucherlo en alta fidelidad, el el stereo de tu coche y no digamos ya para verlo sobre un escenario. No decepcionan.




miércoles, 16 de abril de 2014

ECHOES OF GIANTS      "At The End Of Myself"   2013

El hecho de provenir de Missouri, una zona del mapa que induce a pensar en otros tipos de música, dice mucho de la globalización de este género. Practicamente en cualquier rincón del planeta se puede hacer rock progresivo y sinfónico y salir bien parado.
En el disco debut de esta joven banda tenemos todos los ingredienes típicos del estilo, aquellos que marcaran las grandas bandas iniciáticas tipo Genesis, Floyd y, sobre todo en este caso, la escena Canterbury, pero con la consiguiente evolución al presente siglo que ha venido en llamarse neo-prog.
En la onda de unos Anathema (los actuales) o Airbag, dominan los ritmos lentos y cadenciosos, los pasajes instrumentales evocadores con frecuencia de guitarras acústicas, y las voces lánguidas y con mensaje.
Es precisamente en este punto donde a mi juicio flojean más, pero es que no es fácil encontarr buenos intérpretes en este campo, no todo el mundo puede imprimir el caracter y la calidad de un Gabriel, Anderson o Fish. Si en próximas grabaciones superan esto, estaremos ante otro esperanzador grupo manteniendo viva la llama.





FATE     "If Not For The Devil"   2014

Séptimo álbum de la banda danesa. Son ya 30 años desde que se dieran a conocer en la escena europea en 1984. Mucho tiempo por el que han pasado diversos avatares, entre ellos el cambio de vocalistas.El actual es ya el tercero, debutando en le anterior "Ghost Of The Past", un buen singer en la linea de los mejores Matos, Diers o Kiske.
Escuchando el tema de apertra se diría que Fate han endurecido notablemente su sonido pero, aunque la rapidez y dureza se repite en algún corte más, no es una apreciación generalizada y su típico hard & heavy melódico aflora en el grueso del álbum. Eso sí, creo que están mejor producidos y los instrumentos suenan compactos y nítidos, sin destacar una linea sobre otra, incluyendo los teclados que aportan justo lo que tienen que aportar, sin "endulzar" demasiado pero tampoco pasando desapercibidos.
En definitiva, otro correcto disco de una de las bandas seminales del género escandinavo, coetáneos y en una linea muy similar a Pretty Maids o TNT. Esperemos que su concierto castellano aplazado a noviembre se lleve a cabo porque es uno de esos grupos que apetece ver. Diversión garantizada.





MATT SCHOFIELD    "Far As I Can See"   2014

Uno de los 10 mejores guitarristas británicos vivos según la revista Guitar & Bass. Muy laureado, este nativo de Manchester decubrió su vocación gracias a la colección de discos de su padre y así comenzó a una edad muy temprana a emular a B.B. King, Albert King y cualquier mastodonte del blues venido del otro lado del charco, escena que cimentó su estilo. Podríamos encuadrarlo en el grupo de guitarristas de blues de límpia y melódica digitación junto a Peter Green, Roy Buchanan o Robert Cray, aunque también escuchamos algún ataque furioso a lo Hendrix sobre todo en el tema estrella, "Red Dragon", nueve minutos de éxtasis total. Si además nos fijamos en su voz suave, enseguida nos viene a la mente Robben Ford, otro gigante muy parejo a Schofield como también lo es Scott Henderson.
Hay mucha guitarra, evidentemente, pero también el B3 juega un papel importantísimo, con solos incluidos. Del mismo modo, la brillante base rítmica aporta el groove necesario y unos sutiles arreglos de viento redondean la jugada. El propio Matt califica este su primer disco para Provogue Records como el mejor de su carrera y no tenemos porqué no creerle.
Hay blues, jazz, funk, shuffle... con temas completísimos como "Hindsight" o el slow-blues "The Day You Left". Fantástico.





STAR & DAGGER          "Tomorrowland Blues"  2014

Interesante la unión de la bajista Sean Yseult (White Zombie) y la guitarrista Dava She Wolf (Cycle Sluts From Hell) con la vocalista Von Hesseling, trío femenino que ha parido un disco oscuro, denso, caótico a veces.... pero que mola!. En directo las acompaña el guitarrista de Eagles Of Death Metal y el batería de Queens Of Stone Age. Con estas credenciales uno se puede imaginar por donde van los tiros, aunque hay que significar que aquí hay además melodía y ¡blues!. 
Sí, "Your Mama Was A Grifter" o "In My Blood" es lo que podríamos denominar blues-metal, mientras en otros cortes como "End Of Days" o "Selling My Things" respiran más stoner o doom a lo Sabbath en "Before Is A Crime" y hasta algo grunge en "Used To Me".
La magnífica voz de Von Hesseling y el penetrante bajo de Yseult comandan la nave, tomando más protagonismo que las guitarras, secas, pastosas, llegadas directamente del desierto.
Si te van Henry Rollins, Danzig o similares pero con el glamour que solo las chicas saben dar.....





ROADFEVER       "Wolf Pack"     2013

Banda suiza que factura su segundo álbum tras su debut de 2009 "Wheels Of Fire". Entre medias tienen un DVD, "Live In Geneva", donde ponene de manifiesto lo enérgico de su directo.
Liderados por el guitarrista David Pariat, que compone, arregla y produce, están comandados por la vocalista Stevie "Manou" Pike, con un registro muy  masculino. Hacen hard-rock clásico en la onda de Victory, Gotthard...... heavy-rock europeo. Sólida base rítmica, guitarras cortantes, solos destellantes y una voz a la que quizá le falte un plus de fuerza y pasión en su interpretación. Su trabajo es correcto, pero no imprime caracter, salvo en la balada "Brother" y en el medio tiempo "Magic Sun", donde está impecable y se acompaña de Matt Sinner (Sinner, Primal Fear...) a la segunda voz. Otro que colabora es Oliver Hartmann (Hartmann, Avantasia....) en coros. En general, los temas están cargados de clichés típicos del género, sobados hasta la saciedad, por eso me gusta especialmente "Black Moon Breeze", porque no suena tan "estandar". Junto a "Magic Sun", lo mejor.
Pero pese a todo el disco entra bien, está muy bien producido y mezclado (Achim Kohler) y aun habiéndolo escuchado en mil discos de mil bandas anteriores, no cansa.
Con un poco más de personalidad y mala leche en la voz, podríamos estar hablando de un estupendo grupo.





VANISHING POINT           "Distant Is The Sun"    2014

Son parte de la escena metal australiana desde 1997. También se ganaron el status de "culto" en Japón y Europa, donde sembraron en festivales como el Wacken de 2000 o abriendo para Gamma Ray. Sin embargo, sus grabaciones vienen muy espaciadas en el tiempo y así, este es solo su quinto álbum, habiendo pasado  casi siete años desde el cuarto. Esto provoca que la formación no sea estable y ahora vienen con nuevo bajista, Simon Best, y nuevo guitarrista, James Maier. Se mantiene el resto, menos mal porque Steve Massaro es un excelente cantante.
Power-metal con algún aire progresivo, maquinaria bien engrasada, dobles bombos a galope tendido, afiladas guitarras, mucha melodía y técnica, arreglos orquestales y unos teclados que tienen tanta importancia como las guitarras. En "Circle Of Fire" colabora Tony Kakko, de Sonatta Arctica.... y por ahí van los tiros. 
Quizá pueda parecer un estilo demasiado sobado, desgastado incluso, pero sigue teniendo su público y Vanishing Point tienen su hueco entre bandas como Rhapsody On Fire, Symphony X, etc.





BIRTH OF JOY    "Prisoner"   2014

Muy interesante la propuesta de este trío holandés que se decantan por una mezcla de psicodelia, blues y hard-rock casi a partes iguales. Sonido vintage y libertad absoluta en la composición. Homenajeando a los pioneros como The Doors, Atomic Rooster o los propios Pink Floyd, pero mirando con el rabillo del ojo actos de vanguardia como White Stripes, Jane´s Addiction, Wolfmother o sus compatriotas y también muy recomendables DeWolff.
Kevin Stumemberg, voz y guitarras; Bob Hogeneist, batería y el sobresaliente trabajo de Gertjan Gutman a los teclados y bajo, un trío de fuerza con un buen gusto envidiable y unas ganas locas de comerse el mundo. Van por su tercer trabajo y en directo prometen.





DIXIE PEACH     "Blues With Friends"    2014

"Blues With Friends" es el último álbum de esta banda americana de blues formada en los primeros setentas. A mediados de la década, el grupo se rompió debido al estrés que les generaban las continuas giras. Se reformaron en 1998 con más ganas que nunca, y hasta ahora.
Tal vez su nombre no te suene mucho, pero su contribución al género ha sido importante.... y lo sigue siendo, ya que este disco es una delicia. Se han rodeado de un importante número de colaboradores, lo ciero es que no son muy conocidos, pero sus aportaciones son estelares. A las guitarras dobles de Ira Stanley se unen hasta cuatro invitados más, lo que genera una dosis de fraseos limpios, punteos y toneladas de slide y steel-guitar. Un regalo para los oídos.
Destaca también la voz de Etta Britt, que se marca un par de duetos con Stanley muy buenos, sobre todo en el gospel "Don´t Want To Wait". Pero esto no ensombrece el trabajo vocal del propio Ira, ni mucho menos, en "It´s Crying Time" está que se sale. Un gran tema, por cierto.
Disco muy variado sin salirse del estilo blues. Hay cierto aire latino en "Pork Chop Blues", folk con predominio de acústicas en "Coming Home Today" y una vena country que asoma de vez en cuando.
Buenísimo, gente veterana que sabe lo que se trae entre manos.





FRANK HANNON          "Six Strings Soldiers"        2012

Mientras esperamos ansiosos el nuevo trabajo que Tesla están grabando, recuperamos este segundo álbum en solitario de su rubio guitarrista.
Previamente a los dos mencionados, Frank había editado otro en estudio más un EP y un directo bajo el apelativo de Frank Hannon Band. Y más anterior, y por terminar de enumerar su andadura fuera de Tesla, en 1998 con Moon Dog Name.
"Six Strings Soldiers" es más abierto y variado que el primero, muy orientado al country y blues. Aquí hay de todo, desde temas de puro hard-rock clásico ("I´m Alive", "I´m Just Sayin´") hasta baladas  ("Cross Your Mind"), pasando por algún guiño a los noventa, onda Soundgarden ("Lipstick, Smoke And Gasoline"), comercialidad que recuerda a los Bon Jovi más cow-boys ("Redemption"), e incluso un hard & heavy ochentero europeo a lo Ufo, MSG o Scorpions, como es el tema título, Brillante.
Y por supuesto, su vena bluesy y de raíz también aparece en "Set Me Free", con slides y armónica; o en "Touch The Ground", donde la colaboración de Dickey Betts lo lleva al terreno sureño. Las acústicas de "Love, Life & Beauty" evocan a Zeppelin y Young a partes iguales.
He mencionado la aparición de Betts, pero no es la única; también participan Pat Travers, Dave Meniketti y Rick Derringer, todos ellos dejando su impronta en un álbum muy orientado a la guitarra, como es natural, aunque el trabajo vocal de Jeff Sandoval también es digno de mención.
Un disco que bien podría estar datado en finales de los ochenta, pero cuando el trabajo es bueno y bien hecho, se trata de música atemporal, Si viviste aquellos maravillosos años, lo disfrutarás aun más.





QUINN SULLIVAN        "Getting There"   2013

¿El nuevo Bonamassa?. Este niño prodigio está apadrinado por el mismísimo Buddy Guy, quien le invitó a tocar con él con tan solo 8 años. Más tarde se lo llevó de gira para abrir sus conciertos. También Eric Clapton ha hecho de lanzadera al incluirle en el Crossroads Guitar Festival de 2013.
Sorprende que con tan solo 14 años toque con tanta naturalidad a la vez que técnica su Stratocaster. Este es su segundo álbum ya y está llamado a hacernos disfrutar de lo lindo en el futuro.
No es un disco para puristas, pero sin duda una excelente muestra del potencial y talento del chaval. Contiene canciones muy asimilables que, aunque bien arropado en composición y arreglos, escribe él mismo. Su técnica parece la de un veterano (aunque por su edad susceptible de pulir y mejorar), pero su voz es aun la de un niño, muy dulce e incluso casi femenina cuando entona las baladas. Aun así, sale bien parado.
Hay buenos números de blues como "Getting There" o "Mr. Gloom", y ciertas influencias de The Beatles en algunas melodías cercanas al pop como "End Of The Day" o la surfera "Rock Hard". Producido por el ganador de un Grammy Tom Hambridge, contiene como bonus-track una sensacional cover de "Got The Better In A Little While" de Eric Clapton, en directo en Chicago. Sangre nueva!. No dejeis de ver este video hasta el final.




lunes, 7 de abril de 2014

VANGOUGH    "Between The Madness"  2013

Les había perdido la pista y eso que su primer disco, "Manikin Parade" de 2009, me gustó mucho. Y resulta que ya van por el cuarto. Pero estoy hablando en plural cuando Vangough es el alter ego de Clay Withrow, vocalista, guitarrista, teclista, compositor y productor. El resto de la banda va cambiando y solo el batería Jaren Martin repite. Para esta ocasión ha contado también con el batería  Kyle Haws y el guitarrista adicional Jay Gleason (compañero de Jeren en una banda de death-metal).
Su propuesta es prog-metal a lo Fates Warning o Redemption, aunque con un sonido propio. Encuentro las armonías vocales más trabajadas y arreglos de cuerda entre la vorágine de riffs, solos y baterías contundentes. Mucha caña, pero con remansos como el tema título donde los instrumentos de cuerda aludidos toman el mando junto a una sutil guitarra acústica. No tan remansado pero sí a medio tiempo, "O Sister" es de lo más destacado, así como la oscura instrumental "Thy Flesh Consumed" (uhhh!) o la exótica "Corporatocracity". Pero lo que prevalecen son los temas heavies con rica instrumentación y largo minutaje.
Autoproducido y muy interesante, estaré más al loro para futuras entregas.





TINSLEY ELLIS       "Midnight Blue"     2014

Solo un año después de "Get It", que nos dejó plenamente satisfechos, vuelve a la palestra este guitarrista de Atlanta. Veterano y de largo recorrido, lleva más de una docena de álbumes editados desde los ochenta. Influenciado por la british invasion de los sesenta, fue sin embargo B. B. King quien le inspiró para tocar blues. Ha pertenecido al mítico sello Alligator en dos etapas diferentes y ha sido producido por luminarias como Eddy Offord o Tom Dowd. 
En esta ocasión se acompaña del bajista Ted Pecchio (Tedeschi/Trucks Band), el batería Lynn Williams y el teclista Kevon McKendree, encargado de adornar los temas con el inconfundible sonido del B3 o el piano Rhodes.
La amalgama de influencias es encomiable, podemos acordarnos de Clapton en más de una ocasión ("Harder To Find"), de Z Z Top ("That´s My Story") o del propio B. B. King en "Peace & Love". Hay rythm & blues en "Surrender", aparte de un bello solo, y soul en "See No Harm". El final es antológico. "Kiss Of Death", un slow-blues para disfrutar de su limpia digitación, nos habla de amores perdidos en el contexto del mejor tema de un brillante álbum.





ERIC GALES TRIO     "Ghost Notes"  2013

Descubrí a este guitarrista en 1991 cuando su álbum debut le hizo ganar el premio "Best New Talent" de Guitar World. Considerado en su día como el sucesor de Jimi Hendrix, este niño prodigio se ha labrado una sólida carrera que sin embargo no le ha sacado del agujero underground pese a que en sus inicios llegó hasta gozar de algún hit-single. Ni siquiera su paso por Shapnel Records de la mano del productor Mike Varney logró auparle al nivel de popularidad de otros solistas y eso que destreza y elegancia con la Strato (tocada a zurdas como el maestro) siempre han sido sobresalientes.
Aparte de su carrera en solitario, es proclive a participar en tributos y proyectos siendo el último de ellos del pasado año junto a Dougg Pinnick de King´s X.
"Ghost Notes" es su primer álbum enteramente instrumental. En formato trío junto al bajista Orlando Thompson y el batería Nick Hayes, resulta una gozada escuchar su magnífica labor, su soltura y pulida técnica fruto de su inagotable talento. Hay de todo en sus surcos, desde hard-rock en "Way Down" a blues acústico en "Grand Daddy Blues", pasando por mucho jazz-fusion ("Missunderstood", "New Beginning" o el tema título), jazz-funk ("Just Funk"), cortes en la onda Satriani/Vai como "Caution", "Cast Away" o "Egg Shuffle", slow-blues en "A Few More Miles" y hasta el standart del gospel "Amazing Grace" con el que cierra un soberbio trabajo.




FIVE HORSE JOHNSON   "The Talking Of Blackheart"   2013

Seis años de parón nos hacían temer lo peor, pero no, FHJ no se han ido, están aquí de vuelta y con un pedazo álbum a la altura de sus mejores obras. Dicen que "The Mystery Spot" es su mejor trabajo, pues el que aquí nos ocupa no le va a la zaga.
Han ocupado este largo periodo de tiempo con proyectos varios, siendo destacable el hermanamiento con Clutch, con quienes Eric Oblander ha girado por todo el mundo y cuyo miembro Jean Paul Gaster vuelve a tocar la batería con los FHJ como ya hiciera en su pretérito disco. El estilo de ambas bandas no difiere demasiado, si acaso los Clutch derivan más hacia el hard-rock mientras estos lo haces hacia el blues y las músicas de raíz. En cualquier caso las dos parten de un blues-rock-stoner y sureño. Y siempre con un ojo puesto en los setenta, con costantes referencias a gente como Zeppelin (ese riff de "The Job") o Z Z Top. La voz arenosa y la armónica de Oblander siguen comandando a los de Ohio e este su séptimo trabajo. Colabora Robin Zander de Cheap Trick en la versión de "You´re My Girl" de Rod Stewart.





HARD WORKING AMERICANS        2014

Otra especie de super-grupo menor a lo Royal Southern Brotherhood. Esta vez es la unión de Todd Snider, singer, Dave Schools (Widespread Panic) al bajo, Chad Staehly de Great American Taxi, Duane Trucks de King Lincoln a la batería y sobrino del gran Butch Trucks de Allman Brothers Band, junto a Neal Casal, guitarrista de Ryan Adams y los Brotherhood de Chris Robinson, ha desembocado en esta banda que publica su primer disco a base de versiones del rico cancionero del folk y country modernos americano. Bajo su particular visión encontramos temas destacados como el poderoso sonido de "Anotehr Train" de Will Kinabrough, la folkie "Mountain Song" de Kieran Kane, la melancólica "Straight To Hell" de Drivin´n´crying, la golosa armónica de "Stomp And Holler" de Hayes Carll o el blues acústico "Mr. President Have A Pitty On The Working Man" de Randy Newman.
 Muy notable trabajo instrumental de todo el combo, pero me quedo con la finísima labor de Casal a las seis cuerdas, un músico de muchos kilates. Disfrutabe.





THE RAGGED SAINTS       "The Sounds Of Breaking Free"     2013

Desde Finlandia nos llega el debut de esta banda que, aunque graban con el sello alemán Power-prog Records, especialista en prog-metal, practican un hard & heavy ochentero clásico. Confiesan que fue Whitesnake quienes les inspiraron a la hora de formar una banda de rock y vaya si se nota, sobre todo en la voz de Markku Kuikka, muy influenciado por David Coverdale.
Si piensas en todas las grandes bandas de aquella década estarás en la pista. Hay rastros de Def Leppard en "I´ll Never Give Up On LOve" y arreglos de teclado que le confieren cierto aire AOR en algunos temas como es el caso de "Don´t  Let Me Go". Otro de los destacados, "Love Won´t Fade Away" es un cruce entre TNT y Whitesnake. Algún detalle de calidad extra en las guitarras de Tomi Julkunen, pero complicaciones las mínimas. Han querido emular aquellas bandas y lo han conseguido.





THE WHYBIRDS       "A Little Blood"     2014

Ya tenía ganas de escuchar lo nuevo de estos ingleses de Bedford, pues su anterior álbum me dio muy buenas vibraciones. Son habituales de nuestros escenarios, han abierto para Drive By Truckers, tocado en dos ediciones del Azkena, una en el Serie Z y el pasado febrero giraron otra vez presentando este disco.
Empezaron en 2006 como cuarteto, pero tras dos álbumes y un EP, han quedado mreducidos a trío, con el que han garbado "A Little Blood", un disco más oscuro y rockero que el anterior "Cold Blue Sky", más orientado al country. Porque, son británicos, pero su inspiración está al otro lado del Atlántico. Suenan a Tom Petty, Neil Young, The Band..... con un toque alternativo y de garaje. Los tres componen y cantan y en ese matiz se comprueban las tendencias de cada uno, oscilando más hacia el folk o el rock (incluso cierto aire grunge, pues citan a Pearl Jam como una de sus principales influencias) según quien coja el micro.
No me ha sorprendido tanto como "Cold..." pero quizá sea porque ya los conozco y se lo que espero de ellos. En cualquier caso es otro buen disco de una interesante banda.





A. C. T.      "Circus Pandemonium"   2014

Esperado regreso de una de las bandas que más me hizo disfrutar en los primeros 2000. Facturaron cuatro excelenets álbumes entre 1999 y 2006 (súper recomendables "Today´s Report" y "Last Epic") y desaparecieron como por arte de magia. Afortunadamente están de vuelta y lo celebramos de veras porque hacen falta bandas como esta, que aportan frescura y creatividad al panorama del rock progresivo.
Siempre me parecieron los dignos sucesores de los geniales It Bites de los noventa, con caminos musicales muy parejos, basados en la combinación de instrumentación rock con melodías vocales pop. Estos suecos con un nivel más hard-rockero que los ingleses, algo que en esta nueva entrega se acentúa, pero con la habilidad de hacer de la música compleja e intrincada algo de fácil escucha y accesible. Alguien los ha definido como "Broadway Heavy Music" y no va muy descaminado, ya que el factor conceptual del álbum les cofiere cierto aire de ópera rock. Un corte como "A Truly Gifted Man" engloba en sus seis minutos toda la genialidad de bandas como Saga, Styx o Moon Safari. Un tema verdaderamente completo.
Evidentemente las referencias a los que empezaron esto aparecen, y me vienen a la mente la E.L.O., Rush y, por supuesto, Queen ("Look At The Freak" podría encajar en cualquier disco de La Reina). "A Failed Escape Attempt" me hace suspirar por los tiempos en los que Dream Theater se atrevían con cosas como estas, y "The End" es otro de los momentos más inspirados, aunque en sí todo el álbum suena coherente y equilibrado. Hay una colaboración de Jim Gilmour de Saga en el solo de teclado de "Confrontation".
Maravilloso disco, de lo mejor salido en lo que llevamos de año. La banda ideal para el Minnüendo 2015.





BUCK 69      "No Medicine Like Blues"     2014

Otro grupo que llega de Toledo, Ohio. Nació del dúo formado por Tom Clawson y su hijo Alex que en 2008 fueron finalistas de los premios Grammy en la categoría "Best Contemporany Blues Album"  gracias  a su debut "When She Whispers You Name". Actualmente son un septeto que incluye tres guitarristas e incluso cuatro cuando John Sevilla cambia las cuatro cuerdas del bajo por las seis.
Siendo Tom el cantante principal, en el largo CD compuesto por 16 temas y casi 70 minutos de duración, también hay chance para el batera David Alan y para la chica de American Idol 2003 Candice Coleman.
Blues en todas sus vertientes, con referencias a todos los grandes, pero también a otros como J.J. Cale o al country sureño de Marshall Tucker Band, por ejemplo. Uno de los mejores temas es el que da nombre al disco, casi nueve minutos de balada con cierto sabor jazzy, un seductor piano y limpios y abundantes solos de guitarra un poco a lo Santana. De vez en cuando derivan hacia un rock más contundente, como en "Soakin´ Up The Blues", en otras se apoyan en vientos (el saxo y la voz de Candice en "Carry On" le convierten en uno de los destacados) y cierran con un boogie a lo Ten Years After de nombre "All Night Long". Original título, ¿eh?.





THE BREW        "Control"    2014

Por fin un disco de The Brew que refleja fielmente el ciclón que son en directo. Sus tres previos álbumes, aun siendo fantásticos, no lo conseguían. Y el artífice no ha sido otro que Toby Jepson, un tipo que en los noventa nos hizo disfrutar de lo lindo con su banda Little Angels y que ahora lo sigue haciendo en su nueva dimensión de productor de moda. Un menda que sabe lo que hace, sin restarle mérito a las mezclas de Stephen Harris.
Lo más remarcable pues, es la contundencia, solidez y también cierto endurecimiento en este nuevo trabajo. Y sin muchos trucos de estudio ya que ha sido garbado prácticamente en directo y apenas hay recordings. Otro aspecto significativo es su evidente acercamiento a The Who, no solo en la instrumentación, también la voz de Jason recuerda mucho a la de Roger Daltrey. En cualquier caso, ese campo también ha mejorado notablemente. Por lo demás, otra colección innegociable de temazos de puro rock con la vista puesta en los setenta, pero los pies en la actualidad. No faltan los dejes de Zeppelin o Hendrix habituales, pero del mismo modo emparejados con bandas que rescatan de manera sobresaliente aquel feeling, caso de Rival Sons o Wolfmother. Creo que tenemos The Brew para mucho tiempo.





ELOY       "Reincarnation On Stage"     2014

La mítica banda alemana celebra su vuelta a la actualidad con la edición de este doble en directo recogido en varias de sus últimas actuaciones.
Uno de los grupos más legendarios a la vez que desconocidos, formados en el 69 como una banda de rock potente que luego evolucionaría hacia el prog y el space-rock inspirados por Pink Floyd. Su pico de popularidad llagaría en los ochenta, pero su cenit creativo lo hizo mediados los setenta, con obras maestras como "Floating" o "Down". Con 18 discos en estudio editados, este es solo su segundo directo. Llevaban mucho tiempo en silencio, ignoro si en vivo han tenido actividad, pero su último disco data de 1998 (el magnífico "Oceans II" bien representado aquí).
El guitarrista y vocalista Frank Bornemann, auténtico cuerpo y alma de Eloy, es el único que queda de la formación original, pero el actual line-up incluye a los músicos que fueron entrando pregresivamente. Así, al bajista Klaus-Peter Matziol estuvo desde el 76, Hannes Folberth (teclista) desde el 80, Michael Gerlach (teclista) desde el 88 y los últimos en entrar fueron el batería Bodo Schopf y el guitarrista invitado Steve Mann. Y en estas actuaciones se apoyan en tres coristas femeninas.
Una gozada volver a recordar su magistral rock sinfónico, mezcla de Floyd, Hawkwind, Alan Parsons Project ("Horizons") y que influyó de manera notable en bandas posteriores como Marillion, Pendragon o IQ. La ampulosidad de los dos teclados, una soberbia base rítmica y un excelente trabajo de guitarras, coronado por delicados punteos a lo Camel, son la receta perfecta para pasar dos horas largas disfrutando de su bellísima música.... siempre que te guste el género, evidentemente.
Temazos como "Paralized Civilitation" ("Oceans II" 1998), "Mysterious Monolith" (de lo más "space" de "Planets", 1981), "The Apocalypse" ("Silent Cries....", 1979), la similitud de "Ro Setau" con el "Child In Time" de Purple, "Follow The Light", "The Tides Return Forever", ....¡¡es que son todos!!. Buenísimo, no lo dejes pasar.